Jueves 17 de Abril de 2014 | 7:28 am  

Contacto y Sugerencias

La metrópoli necesita de la gente

Diputado Pablo Fernández del Campo Espinosa
2 de diciembre de 2009 

Un fenómeno creciente en todo el mundo pero que empieza a tener sus consecuencias en nuestro país es el surgimiento de enormes metrópolis que más allá de sus propios límites territoriales constitucionales, la realidad es que se desarrollan como centros urbanos que de la misma manera demandan servicios, seguridad pública y por supuesto mecanismos de orden para vivir en armonía.

Asimismo, también debemos entender que la gestión de las zonas metropolitanas implica la posibilidad de constituir centros de actividad económica más allá de los límites de un municipio, por ello el Congreso de la Unión consideró el Fondo Metropolitano que contempló recursos para 7 zonas metropolitanas que abarcan 9 entidades federativas.

Estos fondos se destinan principalmente para el desarrollo de estudios, programas, proyectos, acciones y obras públicas de infraestructura y su equipamiento, que impulsen la competitividad económica y las capacidades productivas de estas zonas metropolitanas.

Se pretende que de manera ordenada se coadyuve a su viabilidad y a mitigar su vulnerabilidad o riesgos por fenómenos naturales, ambientales y los propiciados por la dinámica demográfica y económica; que incentiven –también- la consolidación urbana y el aprovechamiento óptimo de las ventajas competitivas de acuerdo a cada región del país. 

En el caso de Puebla de nuestra Ciudad no podemos olvidar que la mancha urbana de la Angelópolis comprende diversos municipios como San Andrés y San Pedro Cholula, Cuautlancingo, Amozoc, entre otros, en donde incluso, como ha sido ampliamente divulgado existen problemas hasta de índole territorial entre los mismos.

Es por eso que resulta de enorme importancia considerar a la Ciudad de Puebla como un municipio autónomo, pero también como el ancla de una zona metropolitana que demanda coordinación de los intereses de todos los gobiernos locales involucrados y por supuesto de la participación de los ciudadanos.

En nuestro estado existe ya un Consejo para el Desarrollo Metropolitano que es el encargado de la operación del Fondo, que comprende recursos etiquetados precisamente para el desarrollo de la mancha urbana en cuestión; sin embargo, en mi apreciación demanda de la intervención directa de los ciudadanos, que les permitan participar con una figura jurídica para opinar de manera directa tanto para el desarrollo del Consejo como del Fondo.
Es así que esta semana presenté una iniciativa que permita vincular la participación ciudadana en las importantes labores del Fondo metropolitano y del Consejo para el Desarrollo Metropolitano, al considerar en la Ley Orgánica Municipal, para aquellos municipios que estén considerados en alguna zona metropolitana, la posibilidad de crear Consejos Ciudadanos Metropolitanos, con la idea de involucrar a la sociedad directamente.

Soy un convencido de que en la medida en que podamos involucrar a la sociedad civil, al ciudadano común y escuchar sus opiniones en los diversos espacios de discusión que involucran decisiones de gobierno, en esa misma proporción logramos un ejercicio pleno de gobierno.
Es un gran acierto el Consejo para el Desarrollo Metropolitano y más lo es si incorporamos la opinión de la gente que está involucrada en la solución de sus propios problemas.

Diputado del PRI y Presidente de la Comisión de Gobernación del Congreso del Estado

 

H. Congreso del Estado Libre y Soberano de Puebla
LVIII Legislatura
2011 - 2014
Ave. 5 Poniente No. 128, Centro Histórico, C.P. 72000 Puebla, Pue