Legisladores

POSICIONAMIENTO DEL PARTIDO ENCUENTRO SOCIAL ANTE EL CAMBIO DE PODERES EN EL ESTADO DE PUEBLA

 

 

Diputado Miguel Trujillo de Ita

 


 

Puebla reclama legalidad y justicia.

 

Si este recinto guardara silencio, por unos segundos, escucharía de nuestra amada Puebla no una sino muchas voces exigiendo paz, orden constitucional, desarrollo y seguridad.

 

A nombre de los legisladores que conformamos el Partido Encuentro Social en el Honorable Congreso del Estado de Puebla, vengo a compartirles nuestra manera de pensar.

 

Pensamos que Puebla sufre…

Sufre por la inseguridad.

Sufre porque no tiene paz.

Sufre por la falta de oportunidades.

Sufre por la opacidad.

Sufre por la corrupción.

 

Sufre por una verdadera transición a la democracia.

 

Y sufre porque a nuestras familias las acecha el peligro constante.

Esta realidad es crítica, sí, pero es una realidad que no debemos ocultar.

 

Ante esto, los poblanos reclaman muchas cosas, pero la principal de ellas es la seguridad.

 

Es cierto que los anteriores gobiernos estatales implementaron estrategias para restablecer el orden público. Sin embargo podemos constatar su fracaso. La verdad es que no pudieron devolvernos la paz exigida. Y ello obliga al gobierno entrante, a implementar mejores ideas, acciones, coordinaciones, estrategias y tecnologías de combate eficaz a la inseguridad.

 

Añoramos un estado en paz, pero también uno que no sea un dique en el desarrollo de los empresarios locales, de los comerciantes, de los campesinos, de aquellos que poseen ideas creativas generadoras de riqueza.

 

Un estado que sirva de apoyo a nuestros jóvenes y profesionistas, que no se olvide de la niñez, del bienestar de las familias poblanas ni de nuestros adultos mayores.

 

Añoramos un estado que invierta en ciencia y tecnología, en la educación básica, en la educación superior, en el desarrollo social, en la preservación de la cultura y las artes, y que al mismo tiempo no se olvide del que tiene hambre, del necesitado y del desposeído, por aparentar lo que no somos.

 

Hoy, y aquí, el PES propone al Ejecutivo entrante un acuerdo, pero no uno de dientes para afuera…Un acuerdo de civilidad, de compromisos, de respeto mutuo, de pertinaz autonomía.

 

Un acuerdo donde el Ejecutivo no intente ni se atreva a subordinar al Legislativo.Un acuerdo donde ambos respeten sus límites y ámbitos de competencia, donde juntos abonen al bienestar de los poblanos y solventen los reclamos generales.

 

Un acuerdo que valore y no obstruya el esfuerzo y quehacer del otro.

Un acuerdo que le dé certidumbre del bien actuar del Legislativo y el Ejecutivo a la vista de la sociedad.

 

No podemos negar que tenemos distintas formas de ver la vida e ideologías opuestas al gobierno estatal entrante. Pero, al mismo tiempo, coincidimos en algo más grande que el egoísmo de un puñado de políticos y funcionarios públicos que hasta hoy no se han puesto de acuerdo, coincidimos en querer devolver a Puebla la paz y armonía que se le extravió durante las dos últimas administraciones estatales.

 

Los que fuimos electos por el voto limpio, transparente y democrático de la sociedad, podemos ver de frente al elector sin sentir vergüenza. Entendemos los compromisos adquiridos porque ellos nos confiaron la representatividad del pueblo en la cámara.

 

Los diputados del PES tenemos en nuestro presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, el ejemplo de jamás darnos por vencidos, de permanecer de pie ante la adversidad y nunca dar por perdida una batalla por mal que se vean las cosas.

 

Tenemos las esperanzas fincadas en él, en su gobierno sensible, cercano a la gente, honesto y de institucionalidad republicana. Por eso, López Obrador tiene en la coalición Juntos Haremos Historia el apoyo incondicional para hacer de México un país donde resurjan sus instituciones, perfectamente marcadas en el antes y en el después.

 

Honorable Congreso del Estado, gente que nos acompaña:

Estamos en una situación compleja, triste, pero que no nos hace perder la esperanza.

 

Los diputados del Partido Encuentro Social estamos listos para el debate libre de las ideas. Siempre lo hemos estado. Respetamos a nuestros adversarios políticos aunque pensemos y actuemos distintos.

 

Nuestra bandera es el combate a la corrupción, el restablecimiento del orden público y el desarrollo que incentive la riqueza del estado en todas sus manifestaciones.

 

Creemos que la legitimidad se obtiene en las urnas, en ningún otro lugar, y que la manera de proyectarla es con responsabilidad, cordialidad, civilidad, camaradería, diálogo y resultados tangibles en el ejercicio público.

 

Se debe castigar a los gobernantes y funcionarios públicos corruptos que faltaron a la confianza de los poblanos y desviaron recursos públicos. Es lo menos que debe hacer el nuevo Ejecutivo.

 

Se deben sancionar los malos desempeños y las conductas amorales de los secretarios de estado que robaron al pueblo. Nosotros haremos nuestra parte pero pedimos que el gobierno entrante haga la suya y nos dividamos en tan esencial tarea.

 

La vanidad, el sobre ejercicio del poder y el egoísmo y dinamitan las relaciones institucionales, las destruyen. Es mejor, privilegiar la sana convivencia y la sana distancia entre los poderes del Estado Libre y Soberano de Puebla, con el propósito de cumplir con nuestra Carta Magna, que apostar a la confrontación, porque en ese terreno no nos vamos a dejar.

 

Lo decimos claramente.

 

Nos pronunciamos en contra de la dictadura y en contra de cualquiera de sus manifestaciones y géneros. Nos opondremos a lo que lastime al pueblo y lacere a la sociedad.

 

Daremos la batalla por los poblanos como lo hizo Ignacio Zaragoza aquel 5 de mayo de 1862. Ya vimos que será difícil, pero al final venceremos porque tenemos de nuestro lado la razón, a la gente y a las mayorías. Nada es para siempre.

 

Parafraseando a nuestro presidente de México decimos: ¡Por el bien de Puebla, primero los pobres, primero el pueblo y primero los poblanos!

Muchas gracias.